El Camino Dairy Farm

Hace más de 24 años, El Gran Jefe instaló una humilde lechería en el corazón del “Distrito Lácteo”, a las afueras de Loncoche, en la Novena Región. En ese entonces se ordeñaba a mano y solamente a cinco vacas. Los cuidadosos métodos aplicados en la ordeña y almacenamiento de la leche hicieron que el negocio creciera.


La lechería, ubicada en el fundo “Las Quemas del Tatón”, vendió su querido producto por años a diversos productores lácteos. Con el correr del tiempo, El Gran Jefe se fue dando cuenta que la leche producida con tanta dedicación y preocupación estaba siendo subutilizada.


Así comenzó nuestro sueño de darle vida a El Camino Dairy Farm. Queremos entregarte algo que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo y los avances tecnológicos: productos lácteos sanos, naturales y sin elementos químicos que alarguen su vida, sin espesantes, colorantes y preservantes.


Además, nuestros productos se hacen íntegramente con leche del campo de vacas que solamente comen pasto. El Gran Jefe sonríe feliz.